lunes, 12 de abril de 2010

Umbilicus rupestris - Ombligo de Venus - Orella de monja

Umbilicus rupestris

FAMILIA: CRASULÁCEAS

VALENCIANO: ORELLA DE MONJA, MELIC DE VENUS, HERBA DE MELIC, ORELLA DE FRARE, SOMBRERET

CASTELLANO: OMBLIGO DE VENUS, OMBLIGUERA


CARACTERÍSTICAS

-Hierba perenne que almacena agua. De 10 a 60 cm.
-Hojas basales circulares y gruesas.
-Flores tubulares de color blanco verdoso en racimos terminales alargados. Florece de abril a junio.
-Forma biológica: hemicriptófito.

HÁBITAT
Roquedos y márgenes de piedra en zonas de umbría.
Poco abundante en Banyeres de Mariola.

USOS

MEDICINAL
---Parte utilizada
Hojas.
---Recolección
En verano.
---Principios activos
Trimetilamina, ceras, clorofila, fotosterina.
---Propiedades
-Interior
Protector hepático, analgésico y diurético.
-Exterior 
Astringente, dermoprotector, vulnerario.
Cicatrizante, antiséptico, lenitivo.
---Indicaciones
-Interior:
El zumo que se obtiene de las hojas y tallos machacados es diurético, provoca la orina y deshace las piedras del riñón.
Se utiliza contra la hidropesía.
Retención de líquidos, inflamación hepática.
-Exterior:
Heridas, cortes, sabañones, llagas, hemorroides, eczemas, quemaduras, forúnculos, granos y verrugas. 
Otitis purulenta.
---Modo de empleo
-Se utiliza la hoja fresca en forma de cataplasma o el aceite.
-Zumo: Se machacan hojas y tallos frescos en un mortero, la masa obtenida se cuela con un lienzo de hilo. Se toma una cucharada sopera todas las mañanas para provocar la orina. Este zumo se puede aplicar directamente sobre el oído cuando haya dolor.
-Infusión.
-Pomada en casos de hemorroides dolorosas
-Las hojas aplastadas y aplicadas directamente favorecen la rápida maduración de los forúnculos y cicatrices.
-Vino: A un litro de vino blanco le añadimos 100 gramos de hojas y raíces frescas, además de 100 gramos de azúcar. Se deja macerar una semana, se filtra y se guarda. Se toman tres copitas diarias, una en ayunas, otra antes de comer y la otra en la cena. Se usa para combatir la hidropesía.


ALIMENTACIÓN
Las hojas crudas o cocidas son comestibles. Tienen un sabor suave muy aceptable en el invierno y primavera temprana, que puede ser utilizado en cantidad en ensaladas en ese momento, pero sólo deben ser recogidas cuando están verdes y donde crecen en abundancia.
Las hojas se vuelven bastante más fuertes de sabor en el verano y no son tan agradables.
Pueden ser preparadas también en vinagre como los pepinillos.
Son ricas en vitamina C, minerales y mucílago.

Fotos: Pñas del castillo de Banyeres.




No hay comentarios:

Seguidores